Un mundo sin hambre

No hay nada más obsceno que la existencia del hambre, la terrible indignidad de trabajar duro pero carecer de medios para el sustento. Mientras que 1 de cada 8 personas en el mundo pasa hambre, un tercio de todos los alimentos producidos se pierden durante el procesamiento y el transporte o se desperdician.